Search

Técnica para el lavado de manos

Está aceptado de forma generalizada que existe una técnica correcta para el lavado de manos y diversos estudios realizados por todo el mundo demuestran que unos buenos hábitos de higiene de las manos pueden reducir las enfermedades, el absentismo laboral por enfermedad y los costes asociados hasta un 40%.

Sin embargo, numerosos estudios siguen demostrando que no se cumple con el procedimiento correcto para el lavado de manos.

Lavado de manos incorrecto

No siempre se puede proteger a la piel contra los distintos contaminantes en el lugar de trabajo. Por lo tanto, la limpieza y el cuidado de las manos es un aspecto importante para adoptar una postura proactiva y holística con el fin de evitar enfermedades de la piel relacionadas con el trabajo.

Sin embargo, para cualquier organización, la puesta en práctica y el mantenimiento de unos hábitos adecuados de higiene de las manos es un reto diario, ya que los hábitos de higiene de las manos no son uniformes entre la población:

  • Los distintos estudios sobre los hábitos de higiene en todo el mundo muestran que sólo el 70% de las personas se lavan las manos y sólo el 30% de las personas realmente utiliza jabón para lavarse las manos.
  • Las personas no se lavan las manos con la frecuencia suficiente o de forma adecuada y, por lo general, se dedican unos 10 segundos a lavarse las manos. Esto elimina alrededor del 90% de los gérmenes de sus manos.
  • Las bacterias crecen y duplican su número en menos de 20 minutos.

La siguiente imagen muestra las partes que se suelen olvidar cuando no se adopta una técnica correcta para el lavado de manos.

Técnica correcta para el lavado de manos

La eliminación de toda la suciedad y los contaminantes de la piel es de suma importancia. Las manos y otras partes del cuerpo sucias deberían limpiarse al menos al final de la jornada laboral, antes de los descansos o cuando acudimos al aseo.

El método correcto de limpieza también es importante. Desarrollar una técnica adecuada para el lavado de manos es imprescindible para asegurarse de que las manos están completamente limpias. Se debe prestar especial atención al dorso de las manos y a las yemas de los dedos, ya que se olvidan con frecuencia.
 
Es habitual mojarse las manos antes de aplicar una dosis de jabón en la cuenca de la mano; sin embargo, si se tienen las manos muy sucias es recomendable aplicar el limpiador de manos específico apropiado directamente sobre la piel antes de mojarlas. En todo caso, es importante seguir las instrucciones recomendadas por el fabricante.
 

Lavado de manos, paso 1

1. Frótese las manos palma con palma

Lavado de manos, paso 2

2. Frote el dorso de la mano con la palma, entrelazando los dedos

Lavado de manos, paso 3

3. Palma con palma, con los dedos entrelazados

Lavado de manos, paso 4

4. Entrelace los dedos dentro de las palmas

Lavado de manos, paso 5

5. Frote la palma con el pulgar en sentido circular sujetando firmemente la mano

Lavado de manos paso 6

6. Frote la palma con los dedos en sentido circular sujetando firmemente la mano

Siempre se debe secar bien la piel para evitar que se agriete, especialmente cuando hace frío. Siempre debe tener a mano toallas limpias; las toallas sucias exponen la piel a más suciedad y existe riesgo de infección. Lo ideal sería utilizar toallas de un solo uso, ya que con el uso de toallas compartidas cabe la posibilidad de una contaminación.