Search

About Skin Care

Acerca del cuidado de la piel

La gestión de la piel en el lugar de trabajo integra un programa amplio de seguridad y salud basado en la evaluación de riesgos para proteger a los trabajadores y minimizar la exposición a condiciones y contaminantes peligrosos. Existen muchos casos donde, en el lugar de trabajo,  no se puede evitar la exposición directa de la piel a contaminantes y condiciones ambientales potencialmente irritantes y dañinos.

El cuidado de la piel se relaciona con la salud de las manos allí donde las Prácticas de Trabajo Seguro (PTS) y el Equipo de Protección Personal (EPIs) no son apropiados o posibles. De hecho, incluso el uso de EPIs, aunque proporciona protección para la piel, puede tener un impacto negativo en la salud de la misma, como la sudoración excesiva.

El cuidado de la piel integra cremas de protección e hidratación con limpiadores de manos apropiados para crear un programa completo que ayuda a asegurar una piel sana. Además, para complementar el cuidado de la piel y proporcionar un mayor nivel de higiene de manos, también puede ser apropiado usar desinfectantes que se pueden utilizar en manos físicamente limpias para eliminar los gérmenes.

Los 3 pasos del cuidado de la piel

Cremas de protección

Especialmente formuladas para proporcionar una capa protectora a la superficie de la piel. Aplicar antes de trabajar y volver a aplicar después de lavarse las manos..

Utilizar crema de protección ayuda a:

• Reducir el contacto directo de la piel con tipos específicos de contaminantes

• Que la piel se limpie de forma más rápida y fácil con menos daños

• Conservar los lípidos naturales y la humedad en la piel mientras trabaja

• Mejorar el confort y la resistencia de la piel cuando usa EPIs

• Proteger la piel contra la exposición a rayos ultravioleta (UV) o / a  condiciones de trabajo en frío

Limpiadores de manos

La limpieza adecuada de las manos con el producto apropiado ayuda a evitar que los contaminantes se adhieran a la piel, garantizando que las manos se vean visiblemente más limpias y saludables..

Lávese las manos siempre:

• Al final de cada período de trabajo

• Antes de un descanso o al final del día

• Tan pronto como sea posible después de contaminarse

Desinfectante de manos

Cuando se requiera un mayor nivel de higiene, el lavado de manos debe complementarse con el uso de un desinfectante. Después de lavarse, o cuando las manos estén físicamente limpias, la aplicación de un desinfectante de manos eliminará gérmenes invisibles en la piel para ayudar a prevenir la contaminación cruzada de patógenos potencialmente infecciosos en las superficies y las personas.

Los desinfectantes de manos están diseñados para aplicarse directamente en las manos limpias durante 20 - 30 segundos para eliminar los gérmenes sin necesidad de enjuagar con agua

Cremas hidratantes 

Especialmente formuladas para mejorar la resistencia de la piel y evitar que se seque o dañe.

Para ser aplicadas al final del día o antes de que los descansos prolongados.

Utilizar crema hidrante ayuda a:

• Mantener la piel en buen estado

• Apoyar la barrera natural de la piel

• Tener la piel suave y flexible

• Evitar que la piel se vuelva seca, áspera y agrietada, lo que minimizará el riesgo de enfermedades relacionadas con el trabajo