Search

Deb Stoko Tecnología de dispensación

El diseño, desarrollo y la producción de los dispensadores están completamente integrados dentro del Grupo Deb, lo que garantiza que los dispensadores Deb Stoko cumplan con los más altos estándares de confiabilidad y rendimiento. Confiamos tanto en la calidad de nuestros dispensadores que los garantizamos de por vida.

La Gama Deb Stoko incorpora una gama única de robustos dispensadores de cartuchos cerrados de 1 litro, 2 litros y 4 litros montados en la pared que satisfacen las distintas necesidades de cualquier entorno de trabajo. Los formatos de dispensador incluyen opciones manuales y automáticos, además de los Centros de Cuidado de la Piel: unos paneles resistentes para montar en la pared diseñados para ofrecer todo lo que se necesita para un programa de seguridad de la piel en 3 pasos.

Además, tenemos un exclusivo servicio de diseño que personaliza los dispensadores y que le permite crear su propio diseño de dispensador para que coincida con su identidad corporativa, estilo de baño o preferencia personal. Obtenga más información sobre el exclusivo servicio de diseño de dispensadores personalizados de Deb.

Los dispensadores están diseñados para ser utilizados con toda la gama de productos Deb Stoko, desde cremas para manos, jabones espumosos, geles de ducha hasta espumas limpiadoras para manos para suciedades fuertes ​​y desinfectantes para manos.

Los dispensadores de la gama Deb Stoko están diseñados para ofrecer una rentabilidad y los más altos niveles de seguridad e higiene para los usuarios. Los principales beneficios de los sistemas dispensadores de la gama Deb Stoko incluyen:

Construcción robusta

Todos los dispensadores Deb Stoko están fabricados con componentes de plástico duradero (como PET, ABS, PC / PBT, PP, etc.), probados rigurosamente para garantizar una larga vida útil y un bajo mantenimiento, incluso en entornos de uso muy frecuente..

Cartuchos sellados Higiénicamente

Los mecanismos de bomba y cartucho sellados de forma higiénica que no permiten la entrada de aire en el cartucho durante el uso, evita la contaminación del producto y garantizan que un producto "fresco" se distribuya en todo momento.

Sin ensuciar

No gotean ni obstruyen las bombas, lo que puede causar problemas en las paredes y suelos, y puede representar un riesgo para la salud y la seguridad, con un mantenimiento mínimo.

Sin desperdicio

Los cartuchos están diseñados para comprimirse durante el uso de modo que todo el producto se evacua..

Control de costes

Nuestros dispensadores entregan la cantidad exacta requerida, controlando tanto el uso como el coste, además de reducir los residuos.

Comodidad

Los dispensadores están diseñados para ser montados en la pared, esto permite que su ubicación sea la más conveniente allí donde se requiera el cuidado de la piel y la higiene de las manos, bien sea encima de un fregadero, en baños y áreas de cambio o en el área de trabajo principal.

Seguridad

Las partes traseras del dispensador se pueden fijar de forma segura a las paredes para evitar el robo de toda la unidad. Además, se pueden bloquear con llave y así impedir el acceso no autorizado, lo que evita la contaminación deliberada del producto o el robo del producto en el interior.

Fácil de usar

Los grandes pulsadores facilitan el uso de los dispensadores .

Protegidos con Biocote

Todos los dispensadores Deb están protegidos exclusivamente por BioCote®, un agente antimicrobiano a base de plata que se incorpora a los componentes plásticos en el momento de la fabricación e inhibe el crecimiento de un amplio espectro de bacterias y mohos. BioCote® no se desgastará por el uso, y es efectivo durante toda la vida útil del dispensador.

Codificación por colores

Los cartuchos y dispensadores están codificados por colores con lo que ayudan a los usuarios a identificar el tipo de producto; y asegura que el personal de la instalación reponga los productos correctos.

Garantía de por Vida

Todos los dispensadores Deb se fabrican con componentes de plástico duraderos y se prueban rigurosamente para entornos de uso muy frecuente, lo que garantiza la calidad y la rentabilidad a largo plazo..

Ubicación de los dispensadores para garantizar la disponibilidad del producto y la accesibilidad

Un elemento clave para el cumplimiento del cuidado de la piel es garantizar que los productos apropiados estén disponibles y accesibles para los trabajadores dónde y cuándo se necesiten. Como tal, la provisión de cuidado de la piel debe tener en cuenta los flujos de trabajo normales y el comportamiento del trabajador.

La gama Deb Stoko® incorpora opciones para la distribución comunitaria de productos o formatos individuales para abordar las necesidades y situaciones específicas. Si bien los limpiadores de manos apropiados deberán ubicarse en los lavabos especificados para el lavado de manos, la ubicación y la disponibilidad de las cremas de protección e hidratación variarán.

Áreas clave de ubicación:

• En vestuarios

• En la entrada a las áreas de trabajo

• En áreas de descanso y comedores

• En baños y en puntos de lavado de manos

• En el punto de trabajo

• Trabajo móvil, por ejemplo furgonetas y cabinas de trabajo

• Problema personal para aplicaciones específicas o condiciones de la piel

• Máquinas expendedoras de EPIs  donde estén disponibles y sean apropiadas